sábado, 17 de noviembre de 2012

No one like you


Y entonces, es cuando te das cuenta de que no puedes vivir sin esa persona. Tarde, como siempre. Es cuando te das cuenta de que pueden llegar muchas otras, que vendrán, y se irán, pero que él nunca desaparecerá de tu cabeza. Que encontrarás otros labios, pero ningunos que puedan sustituir a los suyos, ningunos que te besen con tanto amor como él lo hacía. Que no encontrarás otros ojos que te miren como los suyos, con ese amor que destilaban por todas partes, cuando miraban a los tuyos. Que no aparecerá nadie más que te mire y te diga "ojazos" como él te lo decía, que se ría solo porque tú te reías. Que vendrá más gente, eso siempre, pero que no te llenarán igual que él lo hacía. Gente que puede que merezca la pena querer, y gente que no, pero nadie a quién merezca la pena echar menos tanto como para olvidarle, como para dejar de echarlo de menos.

No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)