miércoles, 28 de noviembre de 2012

Por fin.

Vale, ya me he desahogado. Después de dos días de ponerme de mala leche, ya lo he soltado todo, o por lo menos lo que me ha parecido. Si no le gusta, que se aguante. Que no sea tan tonto, no es culpa mía. Corazón en el puño, para que nadie pueda tocarlo, me recuerdo. También para que nadie me moleste, para que lo que diga la gente me resbale, porque no tienen razón, porque al fin y al cabo las cosas tienen la importancia que tú les quieras dar. Y paso de hacerme esperanzas. Hoy, una buena noticia, si puede llamarse así. Dice que quiere volver, o eso dicen. No me lo creo. Nadie se va a volver a acercar sin mi consentimiento. Ni de palo. No pienso dejarlos. Además, si quiere algo, que me lo diga a mí, que tenga las narices de decírmelo a la cara, igual que yo las tengo. Que se atreva, entonces ya veremos. Pero que quede claro, esta vez, el paso lo da él, si no, no hay trato.

domingo, 25 de noviembre de 2012

You cannot destroy me anymore.

Me niego. Me niego a colgarme otra vez, a esperar aquí sentada mientras tú sigues hacia delante, mientras yo me voy quedando atrás. Me niego a depender de ti de nuevo, a esperar demasiado, a pensar cosas que sé que no van a ocurrir, para luego desilusionarme. Me niego a volver a vivir esa sensación de soledad a las dos de la mañana, esa que prácticamente he inventado yo. No tiene sentido seguir llorando. Todo es más sencillo cuando te encierras en una coraza de metal, cuando guardas tu corazón en un puño, y no dejas que nadie se acerque a él. No más bonito, pero si más sencillo. Si nadie se acerca, nadie puede romperlo, lastimarlo, no habrá nadie que lo desordene, que lo rompa, que deje cicatrices. Que no sea lo más precioso que te puedas encontrar, lo entiendo. Pero prefiero que sea fácil, sencillo, sin complicaciones. Que la gente entre y salga de tú vida sin dejar huella, sin dejar marca. Que no haya penas que arreglar, que la gente se vaya sin que te des cuenta, y que tú decidas si quieres que entren en tú vida. Inteligencia emocional, eso es. Controla tú corazón, decide racionalmente si quieres a alguien o no, sin pensar en el corazón, si que las razones del corazón interfieran. Que nadie pueda destruirte llegando a tú corazón, que no llegues a querer a alguien que sepas que va a poder irse luego, que no busques al amor. Que nada sea permanente, que tú escojas quien se queda y quién se va, o si prefieres irte tú. Que nada te haga llorar, que no te muestres débil, que no lo seas.

viernes, 23 de noviembre de 2012

This is love, this is love, this is loooove...

Cada caída nos demuestra que somos capaces de levantarnos, que realmente somos fuertes, aunque no lo parezcamos. Cada error nos demuestra que por lo menos lo intentamos, y que aunque fracasamos, hubiese sido peor no intentarlo. Cada vez que intentamos volar, lo hacemos sin miedo, sin temor a caernos cuando nos corten las alas. Que cada vez que una persona sale de tu vida, siempre hay otra que llegará, que te hará sentir especial, que llenará el vacío que otro a dejado, o por lo menos lo intentará, si tú le dejas. Siempre aparecerá alguien que te sorprenda cuando no te lo esperas, que te diga los "buenos días", sólo porque te ve conectada. Y que te enamorará, de repente, sin esperartelo, cuando un día haga una de esas cosas, y luego te mires al espejo y digas, "¿porqué tengo puesta esta cara?". Y te des cuenta de que estás jodida, o enamorada, que es lo mismo.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Seis -Maldita Nerea-


Quise decirte al oído 
Quise llorar por lo que fue 
Quise enhebrar nuestros hilos por última vez 
Y que la noche nos llevase a aquel ayer 
Y de mi sombra un suspiro 
Y de mi piel la soledad 
Y de mi mundo ahora hundido sólo una verdad 
Que no estás tu, y que no tengo nada más, 
nada más, nada más... 
Y se llenan tus palabras, 
y te cuesta comprender 
por qué escucha cuando le hablas 
Pero no quiere entender. 
Y se han deshecho vuestros lazos 
Y ese cielo tan azul 
Y han quedado sus pedazos 
Donde los pusiste tu. 
Y es encontrar el vacío 
Y es descubrir 
Que la vida se te escapa 
mientras alguien 
como cruel enemigo escucha tu verdad 
para ignorarla y no creer en nada más, 
nada más... 
y ahora quién llama al olvido 
y ahora quién vuelve a contar estrellas 
que no brillarán 
si tú no cuentas conmigo 
si no quieres soñar 
vete en silencio 
ahora ya puedes olvidar, 
olvidar... 
Y se llenan tus palabras 
Y te cuesta comprender 
Por qué escucha cuando le hablas 
Pero no quiere entender 
Y se han deshecho vuestros lazos 
Y ese cielo tan azul 
Y han quedado sus pedazos 
Donde los pusiste tú. 
Y vuelve cada madrugada 
Y vuelve cada amanecer 
El silencio en tu mirada tiene nombre de mujer 
Y se han deshecho vuestros lazos 
Y ese cielo tan azul 
Y han quedado sus pedazos 
Donde los pusiste, donde los pusiste tú... 
Donde los pusiste tú... 


sábado, 17 de noviembre de 2012

No one like you


Y entonces, es cuando te das cuenta de que no puedes vivir sin esa persona. Tarde, como siempre. Es cuando te das cuenta de que pueden llegar muchas otras, que vendrán, y se irán, pero que él nunca desaparecerá de tu cabeza. Que encontrarás otros labios, pero ningunos que puedan sustituir a los suyos, ningunos que te besen con tanto amor como él lo hacía. Que no encontrarás otros ojos que te miren como los suyos, con ese amor que destilaban por todas partes, cuando miraban a los tuyos. Que no aparecerá nadie más que te mire y te diga "ojazos" como él te lo decía, que se ría solo porque tú te reías. Que vendrá más gente, eso siempre, pero que no te llenarán igual que él lo hacía. Gente que puede que merezca la pena querer, y gente que no, pero nadie a quién merezca la pena echar menos tanto como para olvidarle, como para dejar de echarlo de menos.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Live, or let life.

Y hay estas. Cerca, si, pero a la vez demasiado lejos, inalcanzable. Te miro, me miras, apartas la mirada, y en cuanto yo la quito, vuelvo a sentirte, a sentir que me miras. Parece como si quisieras, y no pudieses. Y no lo entiendo. No me cuadra. ¿Porqué no puedes? Tanto cuesta un "lo siento", un "me arrepiento", un "no debería haberlo echo". Sólo hace falta uno de esos, y me vuelves a tener ahí, exactamente igual que antes, como si no hubiera pasado nada. Como si nunca hubiese acabado. Pero claro, no. No puede ser. El puto orgullo. Pues mira, chico, aquí, o todo o nada, no existen medios platos, ni escala de grises. O vives, o dejas vivir, no hay otra. Tú elijes. 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Kiss in the city hall


Y que chica no querría esto, un beso de verdad delante de miles de personas, que se parase el tiempo, y que no importasen nada más que los sentimientos, que el amor, que la otra persona. Que todo lo demás desapareciese, en definitiva. Una prueba de amor, de amor del de verdad, de ese que se siente a kilómetros, de ese que si no estás cerca de la persona que amas, notas que te tira, que lo echas de menos, que lo necesitas a tu lado. Amor de ese que duele el no verlo durante unas horas, de ese que te impulsa a hacer locuras, a intentar cosas que nunca te habías ni imaginado que harías por la otra persona. Amor de ese que hace que disfrutes solo de ver sonreír a la otra persona, que sólo seas feliz cuando él es feliz, de ese que te impulsa a sorprender a la otra persona. Loco y ciego, sordo y mudo. Amor, en definitiva. 

domingo, 4 de noviembre de 2012

No more.

Y es que es mirar las conversaciones, nuestras conversaciones, y pensar: si es que, míralo, que tonto que es. Pero es que resulta que me encanta, resulta que es mi tonto, y que no lo cambiaría por nada. Y ahora miro todos esos privados, la cantidad de horas invertidas, mas de mil cien mensajes, ¿y todo para qué?, pienso yo ahora. A donde fueron a parar todos esos sentimientos, todos esos "te amo", "te necesito", "para siempre", "todo", "buenos días princesa", ¿desaparecieron? No creo. Las cosas no cambian, no desaparecen de un día para el siguiente. Eso es imposible. O nunca me quiso, o me sigue queriendo. Yo prefiero pensar lo segundo, es una mejor idea. Pero eso me plantea una duda. Si me sigue queriendo, ¿porqué se acabó? Sin una explicación, sin nada. Puede que sea por lo que tú dices, pero no lo creo. No sé ni que pensar. O puede que porque no tenga explicación, porque no quieres y punto. 


Eso si, tengo clara una cosa------> Rayadas, 0.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Determined.

Decidida a dejar de perder. Decidida a no volver a rayarme, a vivir la vida. Decidida a hacer lo que me de la ganas, sin importar lo que la gente piensa de mi. Decidida a no volver a colgarme de nadie, a no volver a depender de nadie para ser feliz. Ese es el problema base, la palabra 'depender de', la que lo estropea todo. Nunca, nunca, debemos depender de nadie, porque puede que un día esa persona nos falte. Eso no quiere decir que no pueda volver a enamorarme. No, para nada. Puedo enamorarme, y cuando se acabe, intentar luchar por ello. Pero, si no hay nada por lo que luchar, o la lucha es infructuosa, se pierde, no depender ya de ello. En definitiva, no colgarse de nadie que al final te vaya a hacer daño. Ser libre. Independiente. Sin rayadas, sin ataduras. Yo misma.

Follow me on Twitter

My little Storm :)