viernes, 24 de junio de 2016

Dicen que el chocolate calma las penas. Pero esto no se si se puede arreglar tan fácil. No lo creo. La vida da muchas vueltas, muchos giros mientras nosotros continuamos, sin darnos apenas cuenta. No nos damos cuenta de que todas las cosas cambian, nos negamos a admitirlo. Y luego llegan las consecuencias. Sin avisar, Sin ser una visita prevista. Y nos cambia la vida, los roles, las situaciones, las mentes. Nos cambia como personas, y hay que adaptarse. O morir. No se que será mejor.

sábado, 18 de junio de 2016

Tal vez nunca debería hablar de planes. Tal vez simplemente la vida deba surgir, dejarla seguir su cuso y disfrutarla tal cual aparezca.
Pero, que sería a vida sin planes. Sería como vivir sin sueños. Y, ¿quién no tiene sueños? Los sueños son el motor que nos lleva a mover el mundo, a intentar cambiarlo, mejorarlo. Todas las grandes cosas surgen de los sueños, y del esfuerzo. Así que, ¿Por qué no soñar?¿Por qué no planear cosas?
El ser humano necesita metas que nunca va a poder alcanzar para seguir ilusionado, funcionando, con motivación, simplemente, con felicidad.
Tal vez algún día consiga escribir bien. Probablemente no. O cantar bien. O tan solo quitarme la vergüenza y tocar. Tocar por todas partes, por el mundo. Delante de gente. Tal vez. O tal vez. Pero siempre quedará la esperanza de intentarlo.

martes, 7 de junio de 2016

Eran como dos polos opuestos. Pero sin lo de opuestos. Tan solo se atraían. 
Parecia inevitable. Como si se tratase de la gravedad. Cuanto mas lejos estaban, menos se notaba. Pero cuando estaban cerca, no podían soltarse nunca. Como si se fuera a acabar el tiempo. O la gravedad. 
La distancia nunca fue el mejor remedio para esta fuerza que parecia inevitable. 

Follow me on Twitter

My little Storm :)