viernes, 24 de junio de 2016

Dicen que el chocolate calma las penas. Pero esto no se si se puede arreglar tan fácil. No lo creo. La vida da muchas vueltas, muchos giros mientras nosotros continuamos, sin darnos apenas cuenta. No nos damos cuenta de que todas las cosas cambian, nos negamos a admitirlo. Y luego llegan las consecuencias. Sin avisar, Sin ser una visita prevista. Y nos cambia la vida, los roles, las situaciones, las mentes. Nos cambia como personas, y hay que adaptarse. O morir. No se que será mejor.

No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)