martes, 25 de marzo de 2014

Ella miraba la luna desde la ventana. Veía como brillaba, y echaba de menos el brillo que él daba a sus noches. Mientras miraba la luna extasiada, recordaba como lo conoció. Aquella noche, en esa gran discoteca. Le diréis, que raro conocerlo allí, en un sitio tan grande, con tanta gente. Ni siquiera recuerda el nombre del lugar, llevaba un par de copas de mas. Lo que si recuerda, con total claridad, son sus ojos. ¿Sabéis esa sensación de toparse con una persona, con esa persona, en medio de un montón de gente? Sentir como vuestros ojos se miran, se atraen. Es tan solo un segundo, pero vale como una vida entera. En ese momento, se despejó por completo. Son de esos momentos, de esos que llaman momentos auténticos. Esos momentos que te hacen olvidarlo todo. En ese instante, ella vuelve a la realidad. Sus ojos se apartan de la luna, pero su mente no puede apartar tan fácilmente los recuerdos. Cada vez que se mete en la cama, esta le trae su olor, el de esa colonia que ella misma escogió, esa que le gustaba tanto. Y el olor vuelve a traer otros distintos. Esta vez se trata de su cama, una noche cualquiera, mimos, caricias, besos en lugares a los que solo él llegó... Como lo echa de menos. Se siente sola, muy sola, ahora que ella camina por el mundo en solitario, y ahora que este parece haberse ensanchado ahora que ya no tiene con quién compartir las pequeñas cosas de la vida, esos instantes insignificantes, pero que con él tomaban tanto significado. Y ahora otro recuerdo, el último. El mas doloroso. Aquella última noche. Ella estaba cansada, y no le hizo demasiado caso. Y, a la mañana siguiente, él ya no estaba. Nunca volvió. La de días que se pasó escondida dentro de la cama, gastando su olor, ese que parecía desaparecer a cada rato, y arrepintiéndose. Arrepintiéndose de todo lo que no había hecho, de no haberle hecho mas caso, de haberlo ignorado tanto... Lo peor eran las habitaciones vacías, el sol que parecía no brillar tanto, la alegría que parecía haberse evaporado por completo. Y el silencio. Sobretodo el silencio.

Follow me on Twitter

My little Storm :)