martes, 31 de enero de 2012

Someone like you

Yo buscaba alguien como tú, alguien capaz de hacerme tan feliz como tú lo hiciste. Y la primera puntaza de amor es como un estallido de colores: morados, azules, anaranjados, verdes... Entonces llegas tú, y me haces sentir mucho mejor que todo eso, hasta el infinito y más allá. Me intentas convencer de que esto será para siempre, pero yo no quiero. Y justo en ese momento, en el que lo consigues por fin, resulta que ya te has aburrido de mi, de tu juguete roto, y me tiras a un lado, e intentas buscar otro del que te sea más difícil cansarte. Ahí quedo yo. Tirada, inservible, tan solo una sombra de lo que era. Y todo por convencerme de imposibles.
Nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños.

domingo, 29 de enero de 2012

Te llaman "loco" sólo porque haces cosas que ellos no son capaces de hacer ni comprender.

Te llaman loco, se ríen de ti. Pero eso es simplemente porque no te comprenden, porque no tienen la narices o la determinación para hacerlo, o que no son capaces de que les importe una mierda lo que piense el resto del mundo porque tu eres feliz. Esa gente que te llama loco, será la que nunca pueda ser completamente feliz, ni sentir esa felicidad infinita en la que nada más te importa, porque son incapaces de quitarse los estereotipos. Tampoco comprenden como eres capaz de hacerlo, porque ellos no podrían sin avergonzarse. Y al llamarte loco, lo que hacen es admirarte por tu capacidad de hacer cosas imposibles.

La emperatriz de los etéreos - Laura Gallego García -

Cuentan que, más allá de los Montes de Hielo, más allá de la Ciudad de Cristal, habita la Emperatriz en un deslumbrante palacio, tan grande que sus torres más altas rozan las nubes, y tan delicado que parece creado con gotas de lluvia. Dicen que la Emperatriz es tan bella que nadie puede mirarla a la cara sin perder la razón; dicen también que es inmortal y que lleva miles de años viviendo en su palacio, en el Reino Etéreo, un lugar de maravilla y misterio que aguarda a todos los que son lo bastante osados como para aventurarse hasta él. Allí, en el palacio de la Emperatriz, no existe el sufrimiento, ni se pasa frío, y no es necesario comer, porque nunca se tiene hambre…

sábado, 28 de enero de 2012

Duele fingir que todo esta perfecto cuando la realidad es otra.

Siempre fingimos. Nunca mostramos nuestro estado de ánimo. Podemos estar muy tristes, y sin embargo mostrar la sonrisa más grande del mundo, simplemente para que los amigos o la familia no se preocupen. O puede que sea porque queremos creer que somos más fuertes que el resto, que podemos con nuestras emociones sin necesidad de que nadie se sienta mal por nosotros. Pero la realidad es muy diferente. Cuesta mucho poner al mal tiempo buena cara. A mi me ha pasado. Y es tal y como lo escribo. Quién lo sufrió, lo sabe.

viernes, 27 de enero de 2012

El ultimo día - Maldita Nerea -

El último día que fuimos volvimos, me acuerdo bien,
sin cogernos de la mano
Sin buscarle los pespuntes a las bromas,
reprochándonos hasta lo que no fue.

Y el amor no tuvo mucho más que hacer, me acuerdo bien,
de las lágrimas de fuego que lloré.

Y ahora lo veo distinto...

El último día que fuimos volvimos, me acuerdo bien,
en asientos separados, con los ojos empeñados en no verse
con el frío anclado junto a nuestro pies

Y el amor no tuvo mucho más que hacer, me acuerdo bien,
de las lagrimas de fuego que llore

Y ahora lo veo distinto ehhh...
Y ahora lo veo distinto, diferente raro extraño
darlo todo por perdido,
separarse y no volver a verse en años.

Ni que fuera un instinto, diferente raro extraño
tonto y tantas veces cínico
que parece que es jugar a hacerse daño.

El último día que fuimos amigos pero al revés,
comprobamos como no puede valer
con la antorcha de un traidor para incendiar Troya,
porque Troya decidió que no iba a arder.

Y el rumor no tuvo mucho más que hacer, me acuerdo bien,
y aprendí que hay cosas que es mejor perder.

Y ahora lo veo distinto ehhh...
Y ahora lo veo distinto, diferente raro extraño
darlo todo por perdido,
separarse y no volver a verse en años.

Ni que fuera un instinto, diferente raro extraño
tonto y tantas veces cínico
que parece que es jugar a hacerse daño.

Y si le quitas los males que van a fondo perdido
Que aún sabiendo lo que sabes,
no hay que saber quién ha sido.

Tanto hurgarte en los bares,
me estoy quedando dormido...

Y ahora lo veo distinto,
y ahora lo veo distinto, diferente,
darlo todo por perdido,
separarse y no volver a verse en años.

Ni que fuera un instinto, diferente raro extraño
tonto y tantas veces cínico
que parece que es jugar a hacerse daño.

Ahora lo veo,
y ahora lo veo distinto, diferente,
que di todo por perdido.
Te marchaste y ya no he vuelto a verte en años.

Ni que fuera un instinto, diferente raro extraño
tonto y tantas veces cínico
que parece que es jugar a hacerse daño.

Ahora lo veo, y ahora lo veo ¡distinto!

jueves, 26 de enero de 2012

No dejes que tu felicidad dependa de nadie

No se lo merecen. Nadie es tan importante como para que nuestra felicidad dependa de ellos. Eso intentamos decirnos a nosotros mismos, nos lo grabamos a fuego en la cabeza, y no dejamos de repetirlo, como si de tanto decirlo, fuésemos a creérnoslo. Pero aunque todos queramos ser felices por nosotros mismos, tenemos una dependencia, alguien si el cuál no somos felices, o que si él o ella está mal, nosotros nos sentimos peor. Y no podemos evitarlo. Es ley de vida. Porque cuando de verdad quieres a alguien, su vida pasa a importarte más que la tuya propia.

miércoles, 25 de enero de 2012

Love

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo.
alentado, mortal,difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que el cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño:
esto es amor: quién lo probó lo sabe.

Maybe I don't want to cry

Y que pasa sí no quiero llorar más, sí quiero dejar de pasar malos ratos, de deprimirme. ¿Me lo vas a impedir tú, acaso? ¿Acaso vas a ser tú capaz de hacer que deje de llorar, acaso vas o volver a sacarme tú esa sonrisa, que sólo tú conseguías? No lo creo. Entonces, creo que no me merezco que todo traiga recuerdos. Puede que quiera dejar de pasar malos ratos, y simplemente centrarme en lo que me gusta, que de momento no tiene fecha de caducidad, porque en la fábrica de sueños se les olvido ponerla. Y ese sueño, que trata de ser feliz y de no volver a caer así, (sí, puede que sean dos, pero ninguno se va a caducar). Y prometo cumplirlo. Maybe I don't want to cry.

martes, 24 de enero de 2012

Recuerdos

Anoche me desperté llorando. Llorando a lágrima viva, con los ojos empapados, sin ser capaz de ver nada, simplemente rayándome la cabeza, simplemente pensando. Había sido ese sueño, el que había tenido la culpa de todo. Ese sueño que hablaba de tiempos pasados, de tiempos bonitos que ya no van a volver, de broncas, de enfados, de malas caras. Que hablaba del final de todo. Hablaba de como una amistad que parece para siempre, se puede acabar en unos pocos días. Y lloraba, lloraba porque no quería creer que eso había pasado, que nada volvería a ser igual. Y me dí cuenta, de que ahora mismo, esos eren los recuerdos que me dolían, pero que dentro de un tiempo ya no tendrían lugar en mi mente. Y eso me hizo llorar aún más. Pero me temo, que esa es la única verdad. Que se deja de pensar en las cosas. Y ya no tienen importancia.

Libertad

Tengo ansias de libertad, ganas de quedarme hasta las tantas despierta sin hacer nada, simplemente tumbada en el sofá, por el simple placer que poder decir que te has quedado hasta las tantas. Y poder dormir sin que nadie te despierte, ni te moleste. Comer lo que quieres y hacer exactamente lo que te de la gana en cada momento. Eso es lo único que importa, ser feliz. Eso es vida.

domingo, 22 de enero de 2012

No se aprende con los años, sino con los daños

Cuando caes con una piedra, y te ves en el suelo, destrozada, dolida, pro con más fuerza. Y te levantas con mucha más fuerza, y procuras no volver a caerte. Esa es la única manera de aprender. Equivocándose.

sábado, 21 de enero de 2012

Perdemos muchas oportunidades por andar buscando tréboles de cuatro hojas.

Buscamos siempre la perfección. Nos molesta mucho que algo salga mal, que fallen nuestros planes. Nos pasamos la vida buscando la perfección, y casi nunca nos damos cuenta de que esta está mucho más cerca de lo que nosotros pensamos, y es muchísimo más sencilla de encontrar. Puede estar en un amigo, en esa persona invisible, que nos presta mucha más atención que cualquier otra persona, pero que nosotros pasamos por alto, diciéndonos que no puede ser, que simplemente nos tiene mucho aprecio. Y perdemos muchas oportunidades perfectas.

Hay cientos de idiomas en el mundo, pero una sonrisa habla todos.

Sonríe. Sonríe aunque la vida te de en las narices, porque puede que haya gente a la que le de dos veces. Sonríe  para ser feliz, porque aunque no lo seas, siempre habrá alguien que esté peor que tú, y se merezca que por lo menos la gente que está a su alrededor sea feliz, y que no se amargue por él/ella. Sonríe porque vale la pena, por que la gente piense que tu vida es perfecta, o simplemente para que se pregunten por qué eres tan feliz. Con una sonrisa, todo el mundo entenderá lo que quieres decir, lo que sientes, incluso aunque sea una sonrisa amarga. Merece la pena ser feliz. No es difícil. Tan solo olvida, no piense. Vale la pena el esfuerzo.

Una mujer que se corta el pelo, está por cambiar su vida.

Nos cambiamos el corte de pelo, su color, el estilo de ropa, de vestuario, intentamos cambiar hasta de carácter, simplemente para que vosotros os deis cuenta de que somos distintas, de que hemos cambiado, de que ya no nos importáis, bien porque una vez nos dijisteis que no, o bien porque ahora queremos decirlo nosotras, y preferimos no decirlo, porque nos da pena, y luego nos sentimos mal. Y todo eso lo hacemos por vosotros, para que os deis cuenta de lo que pasa a vuestro alrededor, de lo que pasa en vuestro mundo pero que no pasa por vosotros. Y es difícil. Tal vez no vale la pena. Pero me temo que sabéis demasiado bien que no somos capaces de no hacerlo.

viernes, 20 de enero de 2012

Dreams never turn to dust

Los sueños nunca se pierden. Se olvidan o, más bien, se hace como que se olvidan, y no se piensa en ellos. Pero nunca, nunca se pierden, ni se convierten en polvo, ni en ceniza. Y si alguna vez los conseguimos, siempre nos acordaremos de que aquel era nuestro sueño, nuestro único deseo, y nos sentimos orgulloso de haberlos cumplido. Nadie es capaz de dejar a un lado sus  sueños, ni de olvidarnos de ellos. Quién diga eso, es un mentiroso. Quién diga que ha sido capaz de olvidar, es que no conoce el significado de esa palabra. Olvidar: Dejar de tener en la memoria lo que se tenía o debía tener. Que se lo aprendan y apliquen. Nadie es capaz de olvidar sus sueños, si alguna vez le importaron, o si simplemente pensó en ellos.

jueves, 19 de enero de 2012

Se ríen de ti porque eres diferente. Ríete tu de ellos porque son todos iguales

Ríete de la vida. Ríete de lo dura que es. Y también de los que te hacen daño, de los que se ríen de ti. Porque, al fin y al cabo, si se ríen de ti solo porque eres diferente, es que no tienen la suficiente confianza y seguridad en si mismos, y que necesitan reírse y hacer quedar mal a otras personas solo para sentirse superiores, y sin complejos. Cuando son ellos los que más complejos tienen, y los que más deberían esconderse. Porque en la vida todo son ovejas blanca, y si de repente sale una que es de cualquier otro color, forma o tamaño, ya la tratan como a una extraña, cuando puede ser la mejor de todas. Esta entrada va para todas aquellas personas a las que alguna vez han marginado por ser diferentes, y no se lo merecían.

Strange

Docenas de imágenes, de caras de una persona, de formas, de visiones de si misma, y de las que los demás tienen de ella. Y lo extraño es que nunca sabemos cuál es la real, si es solo una, o si son todas, o puede que ninguna, porque nunca muestra a su verdadero yo. Puede que, si todos intentásemos mostrarnos tal y como somos, y no a través de otras personas, o de las palabras que ellos cuentan a otra gente. Es extraño, pero cuanto más creemos conocer a una persona, menos la conocemos.

miércoles, 18 de enero de 2012

A escondidas

Y le miras. Pero de reojo, para que no se de cuenta. Porque sabes perfectamente que si se entera, te mirará el a ti. Y no quieres que eso ocurra, porque entonces os muestra a los ojos, y tú te quedarás prendada de él, de sus ojos, que a ti te parecen los más bonitos del universo, los más brillantes y lo que mejor expresan como te sientes: "enamorada". Y sabes que entonces te sentiras atraida hacia él. Y te entrarán una ganas increíbles de besarlo, y de no despegarte de él en toda tu vida. Y sabes también que no podrás evitarlo. Y que eso no será bueno para nadie. Porque al final, no será bueno ni para ti. Por eso te cuesta tanto mirarlo.

lunes, 16 de enero de 2012

Y ya van dos...

Ya han pasado. Han pasado dos meses. Dos meses muy duros. Dos meses de dolor, de desesperanza, de llorar a escondidas para que nadie tuviese que tragarse mi dolor, por no era más que tu culpa. Dos meses enteros desde aquel día en que se acabaron los te quiero, los te amo, los te necesito y los te hecho de menos. De todo eso, pasamos a mirarnos sin decirnos nada, pero yo seguí con los te echo de menos. No podía hacer otra cosa. Porque eso sería como traicionarme a mi misma. Ahora todo eso se acabó. Ya han pasado dos meses, y no te pienso dedicar ni un minuto más de mi vida. Al fin y al cabo tú tampoco me dedicaste mucho tiempo más, ¿verdad? Pues lo siento, amor, pero ahora ya si que me perdiste para siempre. No creo que te importe mucho, porque fuiste tú el del adiós. Sin embargo, espero que leas esto, y que te des cuenta, de que, ahora sí, no te voy a esperar más.

domingo, 15 de enero de 2012

La única batalla que se pierde es la que se abandona.

Nunca debemos dejar de luchar. Por lo que queremos, lo que deseamos, o lo que soñamos. O simplemente por luchar, por tener algo en lo que creer, algo por y para lo que vivir. Nunca debemos abandonar una lucha, tengamos las de ganar o las de perder. Lo importante es estar ahí. Es darte cuenta de que eres capaz de aguantar hasta el final. Darte cuenta de que ganes o pierdas puedes sentirte orgullosa de ti misma, porque has seguido hasta no poder más, hasta que la fuerza se ha ido de tu cuerpo, y no puedes ni tenerte en pie. Entonces será porque has ganado, aunque no esa batalla, pero habrás ganados más fuerzas. Nunca abandones. Siempre queda algo por lo que luchar.

Una cosa es decir "Te amo", otra cosa es amar.

Muchas veces decimos cosas que no sentimos. Cosas como te quiero, te amo, te adoro. Y no deberíamos. Porque todo eso crea falsas esperanzas, que acaban por explotar. En el momento que los oímos, que nos los dicen o escriben, es un momento de felicidad absoluta. Pero eso es hasta que nos damos cuenta de que es todo falso. Si no lo sientes, no lo digas, porque lo único que estarás consiguiendo será herir a quién lo siente, a quién lo vive, a quien ama, siente, o quiere. Simplemente porque la persona a la que quiere, o ama, puedes ser TÚ.

I really want you


I really want you
I really want you
I really want you now
Many prophets preach on bended knee
Many clerics wasted wine
Through those bloody sheets 
On those cardboard streets
I have wasted time
Are there silver shores on paradise?
Can I come in from the cold?
I killed a man in a far away land
My enemy untold
I really want you to really want me
But I really don't know if you can do that
I know you want to know what's right
But I know it's so hard for you to do that
And time's running out as often it does
And often dictates that you can't do that
If they can't break this feeling inside
That's burning up through my veins
I really want you
I really want you
I really want you now
No matter what I say or do
The message isn't getting through
And you're listening to the sound
Of my breaking heart
I really want you 
I really want you 
Is a poor man rich in solitude?
Or when mother earth complained
Did the beggar pray for a sunny day but
Lady luck for rain
They say a million people bow and scream 
To an effigy of gold
As so life begin
And the ship we're in 
And history unfold
I really want you to really want me
But I really don't know if you can do that
I know you want to know what's right
But I know it's so hard for you to do that
And time's running out as often it does
And often dictates that you can't do that
If they can't break this feeling inside
That's burning up through my veins
I really want you
I really want you
I really want you now
I want you
Now
I really want you to really want me
But I really don't know if you can do that
I know you want to know what's right
But I know it's so hard for you to do that
And time's running out as often it does
And often dictates that you can't do that
If they can't break this feeling inside
That's burning up through my veins





viernes, 13 de enero de 2012

Y si el mundo te da la espalda...

Hoy ha sido un día en el que todo me salía al revés, no encontraba lo que yo quería, y nada valía absolutamente nada. Pero, sin embargo, no he parado de reír, de pasármelo bien. Llevo toda la tarde cantando, bailando, riéndome de todo y de todos, y sobretodo del mundo, que parecía que hoy me lo quería poner difícil, cuando no imposible. Hoy he disfrutado del día, y no me ha importado nada más que ser feliz. Porque cuando el mundo te da la espalda, lo que tienes que hacer es darle la espalda a él, y pasártelo lo mejor que puedas, disfrutar de la vida. Porque al final es lo único que queda, lo único que recordamos.

miércoles, 11 de enero de 2012

Que si, que hay muchos corazones en el mundo, pero yo solo quiero estar en el tuyo

No tienes ni idea. No tienes ni idea de lo mal que lo paso cuando te veo, cuando te me quedas mirando sin decirme nada, y pasa de mi al darte cuenta de que hoy tampoco te voy a saludar, de que hoy tampoco voy a hablar contigo, de que es un día más desde aquel día en el que todo se rompió, los sueños, la esperanzas, y el futuro. ¿Que pasó con el podemos ser amigos?. ¿Lo olvidaste como el resto de las cosas?. ¿O simplemente pretendes que sea yo la tonta que no olvida? Sea lo que sea, estás muy equivocado. Porque la vida hoy me da la espalda, pero mañana te obligará a mirarme a la cara, y entonces puede que sea yo la que olvidó, la que no quiere recordar.

lunes, 9 de enero de 2012

Amor a primera vista

Vas por la calle. Un día cualquiera, como otros, ni mejor ni peor. Una fecha. De repente vas caminado, y vuestras miradas se cruzan. Y en ese instante, todo lo demás deja de tener significado. Da igual que seas rubia, morena o pelirroja. Que tus ojos sean claros o oscuros, verdes, azules, marrones, negros, que estén juntos o separados. Poco importa como lleve el pelo, largo, corto, rapado o con rastas. Que tipo de nariz tenga, achatada o respingona, si sus labios son gruesos o finos, o que colonia usa. Tampoco importan vuestros nombres. En ese momento en él que vuestras miradas se encuentran, todo cambia a vuestro alrededor. Os miráis a los ojos, a esos ojos que os parecen tan perfectos, y os dais cuenta de que estáis echos el uno para el otro.

domingo, 8 de enero de 2012

Extracto perfecto

―¿Qué? ―preguntó Amanda.
No me di cuenta de que estaba sonriendo hasta que Amanda me dio un codazo.
―¿Qué, qué? ―pregunté, incapaz de evitar que mi sonrisa creciera.
―¿A qué viene esa sonrisa?
Como estaba sonriendo de oreja a oreja, tratar de negarlo habría sido ridículo.
―¡Nada! ―dije― Sólo… ―me encogí de hombros.
―Estás intrigada ―dijo Amanda.
Me encantó su forma de decirlo. No un comentario del tipo “Te has quedado flipando” o “Te gusta, ¿eh?”, que habrían dicho Heidi, Traci o Kelli.
Estás intrigada.
Asentí, sin dejar de sonreír.
―Estoy intrigada ―admití.
―¿Por qué? ―preguntó Amanda― ¿Qué es lo que te intriga de Hal?
―No sé ―dije―. Es que… ―cerré los ojos y evoqué la imagen de Hal corriendo―. Es tan… Es tan personal. Tú no lo conociste antes, cuando estábamos en primaria, pero entonces era… Un pringado absoluto, en serio. Y de repente este año se ha convertido en un pibón, y mientras todo el mundo habla de él, a él parece no importarle. ¡Es como si ni siquiera lo supiese! ―finalmente abrí los ojos y miré el lugar donde había estado Hal― Me gustaría ser así.
―¿Un pibón del que todo el mundo habla? ―preguntó Amanda, riendo. Pero por su forma de decirlo, supe que había entendido lo que quería decir.
―Ser yo misma ―dije en voz baja―. Me gustaría ser yo misma.
Esta es la parte de un libro, Proyecto Amanda 1, uno de mis favoritos. Si lo encontráis, os aconsejo que lo leáis. Está genial.

Solo recordamos lo que nunca sucedió

Todos tenemos sueños. Todos soñamos con una vida mejor, más feliz, más cómoda o simplemente más fácil. Soñamos muchas cosas, de muchas maneras distintas, con el mismo principio, pero distinto final. Tan solo un mínimo cambio en tu sueño, y todo cambia. Al final escogemos uno, el que más nos guste, el que mejor final tenga, aunque no sea el más fácil. Y pensamos tanto en él, que acabamos confundiendolo con la realidad. Pensamos que al fin ha ocurrido, y entramos en un estado de felicidad infinita, pero falsa, muy falsa, porque nada de eso es real. Luego despertamos del sueño. Nos estampamos contra la realidad. Lloramos, nos duele. Y finalmente volvemos a caer, a caer sin ver el fondo, hasta que nos damos cuenta de que nunca hemos llegado a caer, sino que nos hemos quedado flotando en la misma realidad en la que nos encontrábamos antes del sueño, pero sentimos que caemos por culpa de esa realidad falsa. Y tratamos de olvidar ese momento. Puede que lo consigamos, o puede que no, y este siga ahí, pero ya no pensamos en él. Sin embargo, seguimos recordando nuestro sueño como la realidad. Y ahí es cuando empezamos a recordar lo que nunca sucedió.

viernes, 6 de enero de 2012

Luchemos por nuestro "Felices para siempre"

Lucha por lo que deseas, por lo que crees que va ha hacerte feliz. Lucha por tu felices para siempre. Este puede ser tal y como tu lo desees, con compañía, sin ella, donde tu quieras y cuando tú quieras. Puede ser París, Nueva York, Londres, Barcelona, grandes ciudades, o pequeños pueblos perdidos en ningún sitio. También un término medio. Eso no importa. Puede ser hoy, mañana, o dentro de veinte años, o pudo haber sido ya. Puede que nunca vaya a ocurrir, pero eso será porque tu no lo buscas, no lo buscaste o no lo buscarás. Pero al fin y al cabo, lo único que importa es ser FELIZ.

jueves, 5 de enero de 2012

Que la fiesta empiece ya

Quiero empezar a disfrutar la vida, sin más malos rollos, y sin tanta falsedad. Simplemente siendo yo misma, y que no me importe nada de lo que diga la gente, porque yo soy así, y me gusta ser como soy. Y si para ello tengo que pasar de muchas cosas, lo haré. Y si para ello también tengo que empezar a hacer otras muchas cosas, lo haré. Pero para ello me temo que tendré que esperar hasta verano, porque "soy muy pequeña." Ufffffffffffffffff, que harta estoy de oír eso.

miércoles, 4 de enero de 2012

Vive el momento

Hay que aprovechar la vida, vivir todo intensamente, por que nunca sabes cuando va a ser la última vez que podrás hacer algo, estar con alguien o, simplemente, vivir. Por eso, vive cada momento a tope, diviértete, haz todo lo que quieras y, sobretodo, jamás pierdas el tiempo arrepintiéndote de lo que hiciste, porque en ese momento te pareció que era lo mejor que podías hacer, y eso es lo que cuenta, lo que importa. Porque lo único que vale al final es lo que sentiste, con lo que te emocionaste, lo que viviste.

martes, 3 de enero de 2012

Inalcanzable

El momento en el que te deslizas por la pista, y esta está vacía. Empiezas a coger velocidad. Con curvas, sin curvas, poco importa. Simplemente siento libre. Esa sensación es inalcanzable. Te sientes la reina del mundo, sientes que nadie puede pararte. Esos momentos son los que se viven intensamente. Es obligatorio hacerlo, porque nuca sabes cuando va a ser la última vez que vayas a hacerlo, que vayas a sentir esa adrenalina.

O el mundo, o nosotras, chicas

-Amigas para siempre, ¿eh?
-Sin secretos.
-Sin mentiras.
-Para siempre, hasta que la muerte nos separe.
-Y luego también.
Y se abren paso a empujones. Y se ríen. Amigas.
My six girls, my crazy one.

lunes, 2 de enero de 2012

Año nuevo, vida nueva

Eso es lo que se dice, ¿no? Todo el mundo se hace propósitos para el año nuevo, todos intentamos cambiar, ser mejores, conseguir cosas que el año pasado no pudimos hacer. Pues bien, yo ya tengo los míos. Más bien el mío. Mi único propósito para este año es olvidar. Ya no por mí, si no por esa persona, ella sabe de quien hablo, que lo está pasando mal solo por verme mal, y no merece eso. No se merece comerme todos mis marrones, y solo para ella es mi único propósito. Para hacerla feliz.

Follow me on Twitter

My little Storm :)