jueves, 26 de enero de 2012

No dejes que tu felicidad dependa de nadie

No se lo merecen. Nadie es tan importante como para que nuestra felicidad dependa de ellos. Eso intentamos decirnos a nosotros mismos, nos lo grabamos a fuego en la cabeza, y no dejamos de repetirlo, como si de tanto decirlo, fuésemos a creérnoslo. Pero aunque todos queramos ser felices por nosotros mismos, tenemos una dependencia, alguien si el cuál no somos felices, o que si él o ella está mal, nosotros nos sentimos peor. Y no podemos evitarlo. Es ley de vida. Porque cuando de verdad quieres a alguien, su vida pasa a importarte más que la tuya propia.

6 comentarios:

miau dijo...

Como gatuno toca cojones, he de decir, que tienes que revisar las faltas de ortografía y de gramática(bastantes en general).
Más que humanos, en este tema sois animales corrientes, como yo, un gato hecho y derecho. Unos, basan su vida en criticar la de los demás, es como si se alimentaran de su desgracia. Estos son los depredadores ;otros se apegan a otros como parásitos, suelen ser los que van de falsos pa sacarte favores, y cuando se aburren...zasca, puñalada al canto;también, hay mutualismo, pero eso es un mito, ni siquiera en una pareja aparentemente feliz los dos acaban ganando, para que un ser humano sea feliz, otro ha de estar sumido en la mierda...Esto se da hasta con hippies, budistas, etc...la hipocresía, enfermedad más mortífera de VUESTRA sociedad...nosotros como somos instintivos y no pensamos, pues no tenemos esos problemas...

alice in wonderland dijo...

También es tu sociedad xd
pero me temo que tienes razón.

miau dijo...

Mentira, los gatos somos todos iguales. Si nos dan de comer hacemos la pelota, y si nos tratan mal, mordemos...pero eso si...somos todos muy muy cukis

alice in wonderland dijo...

Sí, sois muy cuquis :)
Pero quien eres??

dama.de.luz dijo...

jajaaa muy cukis tanto que arañáis xD

dama.de.luz dijo...

seguir mi blog XD

Follow me on Twitter

My little Storm :)