viernes, 2 de noviembre de 2012

Determined.

Decidida a dejar de perder. Decidida a no volver a rayarme, a vivir la vida. Decidida a hacer lo que me de la ganas, sin importar lo que la gente piensa de mi. Decidida a no volver a colgarme de nadie, a no volver a depender de nadie para ser feliz. Ese es el problema base, la palabra 'depender de', la que lo estropea todo. Nunca, nunca, debemos depender de nadie, porque puede que un día esa persona nos falte. Eso no quiere decir que no pueda volver a enamorarme. No, para nada. Puedo enamorarme, y cuando se acabe, intentar luchar por ello. Pero, si no hay nada por lo que luchar, o la lucha es infructuosa, se pierde, no depender ya de ello. En definitiva, no colgarse de nadie que al final te vaya a hacer daño. Ser libre. Independiente. Sin rayadas, sin ataduras. Yo misma.

No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)