jueves, 17 de mayo de 2012

Perfection

Ahora te miro. No puedo evitarlo. Te miro fijamente, intentando grabar todos tus gestos, tus expresiones, una imagen tuya. Algo con Lo que poder acordarme de ti cuando ya no estés. Entonces parece que notas que te estoy mirando. Mueves la cabeza y la giras buscando esa sensación, siguiendola, tratando de encontrar a ese pequeño espía. Al final me encuentras, te me quedas mirando, y finalmente sonríes. Yo no apartó la mirada, y grabo tus rasgos en mi cabeza. Esos ojos, marrones, muy oscuros, brillantes, profundos, que parecen saber algo que yo desconozco. Y esa boca, tan apetecible, y esa sonrisa, de medio lado, como siempre las he imaginado en los personajes de los libros. Pero ahora es real. Y mucho más bonita. Me sigues mirando, creo que esperas que te diga algo, aunque sea un "hola". Yo me quedo callada, y pareces decepcionado, pero estoy segura de que si abro la boca, me echaré a llorar y no podré parar. Todavía duele demasiado. Y se vuelve insoportable cada vez que te veo. Y ahora me doy cuenta. Eres perfecto. Jodidamente perfecto. Perfecto para mí, en todos los sentidos imaginables. Pero parece ser que yo no era perfecta para ti. Que no era lo suficientemente buena.


No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)