viernes, 1 de enero de 2016

Si algo me ha enseñado la vida en todo este tiempo, es que todo se relativiza mientras la vida va pasando. Lo que ahora nos parece lo peor, con el tiempo y los nuevos recuerdos van pasando a un segundo plano.
Creo que esto debería enseñarnos algo. La mente de cada uno es sabia, y con el tiempo, aprende a diferenciar entre las cosas importantes y las que no lo son en absoluto, y a clasificar los recuerdos según sean más o menos relevantes.
Creo que debemos aprender a no darle demasiada importancia a las cosas, tan solo en su justa medida. También, aprender en que modo podemos, o no podemos, influir de alguna manera en las cosas importantes que nos pasan alrededor. (en mi caso imposible)

No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)