sábado, 4 de febrero de 2012

Te invito a ser feliz, yo pago

- Venga, ven conmigo, al fin y al cabo, nada de lo que yo te muestre puede ser peor que lo que vas a dejar   atrás.
- No.
- ¿De verdad quieres seguir así, viviendo de falsas verdades, tal solo respirando por que el mero echo de morirte es demasiado agotador para esta sociedad, que se olvidaría de ti tan solo un segundo después de que tú te olvidases de ellos?
- Reiteradamente no.
- Te estoy ofreciendo un mundo mejor, feliz, libre, tan solos tú y yo, te haría mi reina, la reina de todo mi mundo, de todo mi universo, tan solo tú, y nadie más. Yo pago, tienes tiempo de pensártelo.
- Puede.
Y entonces, tras muchos meses de dudas e incertidumbre, la princesa siguió a su príncipe, dejándolo todo atrás, tan solo ellos dos, felices, sin necesidad de nada más.

3 comentarios:

dama.de.luz dijo...

ooo que bonitoo XDDD

Anochecer Tardío dijo...

me encanta la entrada, y el titulo es increible :)
un beso :)

alice in wonderland dijo...

Muchísimas gracias a las 2 :)
Un beso :)

Follow me on Twitter

My little Storm :)