viernes, 25 de diciembre de 2015

Por fin me he dado cuenta, tenías razón. Es importante tener un sitio al que volver, un sitio al que llamar hogar. Y he descubierto que lo tengo, por mucho que creyese lo contrario. 
Gracias, por tratar de enseñarme algunas cosas importantes de la vida. 
Sigo madurando.

No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)