domingo, 1 de julio de 2012

-


Se me da mal empezar una historia, nunca he sabido empezar, normalmente dejo que los demás empiecen el relato y luego yo lo cuento.
Eran don amigas, eran inseparables como la uña y la carne, nunca supe quien fue uña y quien carne. Pero separarlas producía dolor eran tan alegres, tan divertidas, juguetonas, bromistas, soñadoras, todo lo que pueden ser unas niñas. Pero eran niñas y las niñas crecen y no había un Peter Pan que nos llevara al país de Nunca Jamás. Crecer era una especie de delicioso tormento para nuestras niñas por que dentro de ellas nacían nuevos sentimientos y preocupaciones, nuevos intereses, nuevos amigos, era un mundo por descubrir había sus pros y sus contras, había esa luz y oscuridad,  guerras y paz, silencio y ruido, calma y desastre, era un mosaico donde todos tenían un lugar para formar el mundo.
A pesar de todo las niñas crecían felices nadie nos aria daño nunca nadie nos separaría jamás hasta ahora todo iba bien…pero algunas veces nos encontramos un bache por el camino y necesitamos esa mano para levantarnos, una se mira a la otra una está en el bache y la otra arriba pero la que está arriba va  ayudarla cuando alguien la empuja a seguir su camino, se resiste pero es imposible y cuando quiere volver no puede esta muí lejos. Con el tiempo se vuelven a encontrar no pueden estar separadas sería tan cruel e inhumano. Los recuerdos surgen las manos pintadas de múltiples colores, las risas, los sueños, todo. Se perdonan quieren estar juntas. Esa fue una prueba muy dura para las dos, ese día una aprendió a que cada vez que la otra se lo pidiera ella le tendería una mano siempre y la ayudaría a levantarse.
Pasa el tiempo y el amor llama a las puertas una, ella le abre y se entrega y la otra se esconde, sabe que eso es importante para su amiga y no quiere intervenir, ella ha encontrado la perfección y está feliz y yo me alegro. Cuando menos te lo esperas viene un día y te entras de que él la ha dejado marchar ella te lo cuenta pero no llora, ella no te deja ver sus lagrimas… odie a esa persona por a verte hecho daño con el paso de los días aprendimos a reírnos de él e intente que lo olvidaras, se que imposible pero al menos intente que el recuerdo fuera menos doloroso. Aprendí mucho aquí, en primer lugar el amor duele, la perfección no existe, y la amistad, la amistad es más eterna que el amor, puede que no sea tan fuerte pero dura mas y los lazos que unen  a las personas son más grandes.
Pasa el tiempo no hay quien lo pare, es tan veloz no para nunca lo hace. Empiezo a comprender a las dos niñas y ellas se entienden mejor, se miran y hacen los mismos gestos. Se copian son una especie de clonación, son dos  océanos diferentes pero las dos llevan agua salada, las dos tienen olas, puede que unas olas sean más fuertes y furiosas, y las otras más calmadas o que sobre una caiga la tormenta. Pero al fin y al cabo lo que cuenta es lo que llevan dentro. Las niñas se dan apoyo con la mirada, si se pierden en la multitud una busca más ese apoyo para mantenerse cerca. Me di cuenta de que las personas somos iguales y diferentes y que cuenta mas lo de dentro que lo que mostramos.
Y la historia se alarga se hace interminable y  aparte de eso soy la que observa esta historia, la observo desde mi, soy una espectadora más, soy callada, me fijo es los pequeños detalles, esos en los que los demás no se dan cuenta, por eso estoy callada para observar el mundo, para comprenderlo todo, para pensar, para eso necesito el silencio. Y comprendo, intento saber quién eres y llego a la conclusión de que somos amigas, de darte las gracias por esos momentos, prometo no hacerte daño nunca, prometo tenderte la mano siempre, prometo darte lo que quieras, prometo ser yo, prometo felicitarte en tu cumpleaños y esto lo aré siempre que tu sigas siendo tú y no otra persona. Seguiré aprendiendo de ti, y seguiré riendo junto a ti, seré la sombra que te siga siempre. Felicidades amiga, gracias por existir. Soy feliz como nunca si estamos juntas. Copiando esta entrada, me gustaría decirte lo muchísimo que me ha gustado, que me ha encantado, con faltas de ortografía incluidas. Y quiero que sepas que nunca me voy a separar de ti, pase lo que pase, los años, los meses, los días, las horas, los minutos, segundos, el tiempo. Nunca me separaré de ti. 




2 comentarios:

dama.de.luz dijo...

vale me acabo de emocionar ahora mismo estoy medio riéndome y medio llorando Xd feliz cumple (que fue ayer)

alice in wonderland dijo...

QUe bobita, muchísimas gracias :)

Follow me on Twitter

My little Storm :)