martes, 10 de abril de 2012

Porque ya no hay lágrimas que valgan

No merece la pena llorar, porque seguramente a la persona por la que lloras, no le importan tus lágrimas, ni todo tú dolor.


No hay comentarios:

Follow me on Twitter

My little Storm :)