miércoles, 6 de febrero de 2013

Y yo le creí como una idiota. Como esa idiota que ahora se pasa el día entero deseando que llegue la noche para desahogarse. Como esa idota que llora en silencio, para que nadie la escuche, para que nadie se de cuenta. Como esa idiota que intenta parecer fuerte cuando sabe de sobra que no lo es. Como esa idiota que se pasa las mañanas viendolo, la tardes echandolo de menos y las noches llorando por él. Como esa idiota que no sabía lo que quería, y ahora sabe que quiere lo que perdió. Como esa idiota que la caga una y otra vez, y ni siquiera se da cuenta hasta que es demasiado tarde. Como esa idiota que daba por hecho que él siempre iba a estar ahí, pero ahora ya no lo está. Como esta idiota. Como yo.

2 comentarios:

Militos dijo...

Mira que hace tiempo que no te visito, pero hoy te vi en la lista de lectura y me llevé un alegrón, seguro que ni te acuerdas de mí.

Siento no llegar en buen momento, yo no creo que seas idiota, algun motivo tendrías para dejarle ir, de todas formas, puedes intentarlo de nuevo. Me gustó tu sinceridad.
Besos

alice in wonderland dijo...

Si que me acuerdo de ti, gracias por leerme :)
Tranquilo, fue un momento de bajón, y aunque no se pueda volver a intentar ya, no me importa tanto ahora
Besos :)

Follow me on Twitter

My little Storm :)